Por tierras mañas.

Hace poco más de un año que fui a Zaragoza, de visita y también a conocer la ciudad. Me habían recomendado que fuera a verla porque tenía muchísimo encanto y que, por lo tanto me gustaría todo lo que viese. (Cada ciudad que visito me gusta perderme por todas sus calles). Así que lo dicho, cogí la maleta y me fui para allá tres días.

Realicé el viaje en AVE desde Madrid, os comento esto porque pensaba coger el avión, pero al ver la gran diferencia de precios que había entre un medio de transporte y otro, preferí aguantar una hora más sentada en el Ave, aunque no sea de mi agrado.

Al llegar a la estación de Delicias de Zaragoza, tras una hora y media aguantando a personas muy “comodonas” a la hora de compartir un habitáculo de 2 metros cuadrados y de ver el mismo trozo de película durante todo ese tiempo (la primera parte de los feos también mojan es muy entretenida, la otra parte no lo sé, ya que por algún motivo el monitor solo quería enseñarnos la primera parte), me quedé impactada al ver la estación, fue reconstruida para la Expo 2008 y es para darle la enhorabuena a los que la crearon. Os dejo esta foto.

Después de ver esta gran obra, no dude ni un segundo en que tenía razón y me iba a encantar esta ciudad, iba encantada hasta que salí de la estación, aquí por primera vez quise salir corriendo de la ciudad, y esto fue porque, ¡Zaragoza HUELE FATAL! A quien se le ocurrió poner una planta de reciclaje justo por la zona que más cierzo pasa, inundando la ciudad de ese olor.

Asique tras acostumbrarme a este “aroma” (no me quedó más remedio), fuimos al hotel donde me alojaba, el NH Sport, situado al lado de la Avenida Madrid, en la calle Moncayo aunque un poco escondido (está en una bocacalle) aquí está el link:

http://www.nh-hoteles.es/nh/es/hoteles/espana/zaragoza/nh-sport.html?nhagentid=11009&nhsubagentid=110095220109&utm_source=google&utm_medium=maps&utm_campaign=googleplaces

Al día siguiente empecé a recorrer Zaragoza. Lo primero que hay que ver y se podría decir que es lo más importante de la ciudad, es la plaza del Pilar con su Basílica, me quede impactada al verla, pues al ver sus tejas parece que alguien las ha ido colocando una a una y entre todas se crean diferentes formas geométricas, además justo al lado hay una fuente en forma de cascada que en invierno se congela y es muy curioso verlo.

Aunque aquí tuve mi segunda y última decepción, al entrar en la basílica para ver a la famosa Virgen del Pilar, (la cual llenan de flores en su fiesta patronal) iba en busca de una gran virgen también rodeada de flores y de personas (la televisión hace mucho daño) y la sorpresa fue encontrarme una virgen al fondo de la catedral, que sí, rodeada de gente, pero (siento mucho que a alguien le moleste) era una virgen de tamaño bolsillo, eso sí, muy bien decorada de flores.

Después de recorrerme toda la plaza y entrar en más de 10 tiendas de chocolate y galletas (está todo buenísimo, si no me paran engordo allí mismo 10 kilos), fuimos a ver el Palacio de la  Aljafería, un monumento hispano-musulmán que antiguamente había sido una de las sedes de la inquisición y ahora mismo son las Cortes de Aragón. Seguidamente nos acercamos a ver la Seo o La catedral del Salvador, un templo romano que al entrar puedes observar una gran cantidad de estilos de construcción.

Uno de los sitios donde podéis comer en el centro de Zaragoza, es la “Taverna Lusitana” (mas tarde me enteré que en portugués taberna se escribe con “V”) una taberna portuguesa donde puedes comer distintos tipos de comida portuguesa, aunque su especialidad es el bacalao.

Si queréis salir de fiesta, os recomiendo que os paséis por una callejuela llamada “el tubo” situada detrás de la Plaza España, donde se encuentran muchos bares y pubs así como la famosa discoteca Oasis.

Una de las cosas que no vi, y que volveré solo para verla (eso sí, con una mascarilla encima) será toda la zona que se construyó para la Expo 2008 y que estuve a punto de ver, (aunque prefirieron llevarme al centro comercial Gran Casa, muy grande, pero nada mas) por ejemplo la Torre del agua, de ella me contaron que es una torre que representa el agua en la vida humana y dentro del ella se construyó una escultura en forma de espiral de partículas de agua, o el Acuario Fluvial que es el tercero más grande del mundo.

Así acabó mi viaje por tierras mañas, espero que disfrutéis leyendo el post, y hasta el lunes que viene.

Acerca de patriciagsm

Soy alumna de Gestión Deportiva de la Universidad Europea de Madrid
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por tierras mañas.

  1. Brujita dijo:

    Hola de nuevo, me gusta tu viaje a Zaragoza, aunque creo que tres días no son suficientes para disfrutar de esa hermosa tierra, sus gentes, museos, parques, monumentos,gastronomía, cultura, etc.., es posible que lo del olor fuese una casualidad, de esos días, no lo sé porque no he estado allí, pero podría haberte sucedido lo contrario que me pasó a mi en Venecia, todo el mundo me comentó el mal olor, yo sin embargo fuí en pleno agosto y olía normal……donde si he estado es en el Monasterio de Piedra, MARAVILLOSO y queda relativamente cerquita…….por lo tanto creo que tienes que volver……….
    Sigue así que vas bien…..no es fácil, mantener la atención de las personas cada semana con un tema distinto y probablemente tengas a todos los maños en contra jajajajaj.-
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s